‘Realismo, cubismo, expresionismo’ invade el Palacio de Condestable de la mano de artista Isidro López Murias



‘Realismo, cubismo, expresionismo’ invade el Palacio de Condestable de la mano de artista Isidro López Murias

cmerino
Jue, 31/10/2019 – 13:01

Imagen
Exposición

Jue, 31/10/2019 – 12:00
La exposición trae a Pamplona más de 120 obras, que dibujan seis décadas de trayectoria profesional en la que el color juega un papel fundamental
Exposición

 

Isidro López Murias es, a sus ochenta años, un artista fiel a sus principios, con una cadencia hacia tres estilos claves en su trayectoria profesional; tres estilos pictóricos que bautizan la exposición que hoy inaugura en el Palacio de Condestable. La muestra ‘Realismo, cubismo, expresionismo’ pretende abordar el devenir artístico de este pintor a lo largo de seis décadas y lo hace a través de 127 cuadros pintados al óleo, unos sobre tabla y otros sobre lienzo, en los ha capturado paisajes, bodegones y, sobre todo, al ser humano. El artista ha participado esta mañana en la presentación de la exposición, junto al técnico de Artes Plásticas del Ayuntamiento de Pamplona, Javier Manzanos.
 

‘Un pueblo en Castilla’, ‘Guitarrista pelirrojo’, ‘La invitación’, ‘El brindis’, ‘Casas de Cárcar’, ‘Tetera de metal’ y ‘Campos y mieses’ son solo un ejemplo de los cuadros que se expondrán en las salas 1 y 2 de Condestable hasta el 8 de diciembre, en horario de lunes a domingo, de 9 a 14 horas y de 17 a 21 horas, salvo festivos. Allí el visitante podrá deleitarse con el juego de formas y colores que durante años ha acompañado el espíritu creativo de López Murias. Una inquietud artística que despuntó muy temprano, cuando apenas tenía seis años y que ha permanecido igual de viva décadas después.
 

“Mis estímulos y objetivos en el arte de la pintura se reducen a dominar todo lo posible la técnica tradicional del dibujo, como medio fundamental para concebir no solamente la corrección representativa sino la capacidad interpretativa de la forma”, confiesa el artista. De ahí que siempre se haya mantenido fiel a los tres estilos que dan nombre a la exposición, más allá de otras tendencias artísticas como la abstracción. Para él, el realismo, el cubismo y el expresionismo son las mejores vías para transmitir, expresar y comunicarse con el espectador. Pero, además de la técnica, esa comunicación en la obra de López Murias se basa en la temática elegida. “Temas de este mundo, del ser humano, de la naturaleza, de los sentimientos y los sueños”, añade, que acercan al artista y al visitante en torno a un cuadro, a sus pinceladas, a sus colores. Paisajes, pero también fenómenos climáticos, alimentos, utensilios habituales en el día a día, y el hombre y la mujer en distintas actitudes, en distintos momentos, con diversas emociones.
 

Al margen de las nuevas tendencias, las nuevas formas de expresión artísticas, Isidro López Murias ha querido a lo largo de toda su trayectoria artística ahondar en estas tres manifestaciones artísticas, buscando la perfección en cada trazo, en cada textura, en cada dibujo, en cada juego de luces y sombras. Sin embargo, su aspiración no se limita a lograr una depuración técnica, sino a conseguir plasmar y transmitir emoción en cada cuadro.
 

A través de esta exposición, una de las más numerosas en cuanto a obras expuestas, López Murias ofrece una visión panorámica de toda su trayectoria artística, desde los comienzos en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando hasta la actualidad.
 

De Tetuán a Palencia

La casualidad hizo que Isidro López Murias naciera en Marruecos, en Tetuán, donde su padre estuvo trabajando como telegrafista durante un lustro. Hijo de padre palentino y madre navarra, recaló después en Guipúzcoa, León, Asturias y Palencia, hasta que ya con 18 años se traslada a Madrid para prepararse las pruebas de acceso a la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando. Es en 1959 cuando lo consigue. El mismo año que logra el primer premio de Dibujo en la Escuela Nacional de Artes Gráficas. La formación, los galardones y las exposiciones se sucedieron en años posteriores. En 1970 obtiene la plaza de catedrático de Dibujo Artístico para la Escuela de Artes Aplicadas de Valencia.
 

A lo largo de este tiempo ha realizado decenas de exposición por toda la geografía española, desde Valencia hasta Toledo, pasando por Madrid, Pamplona, Bilbao, Burgos y Palencia.

Sección

¿Te ha sido útil esta página?



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *